De entropía y cosas peores…

•noviembre 28, 2010 • 2 comentarios

Cielo

Hace tiempo que he comenzado a leer de y sobre Stephen Hawking, que como han de saber es un físico y cosmólogo  fascinante, su forma de explicar el funcionamiento de las leyes que mantienen “vivo” este universo – y los demás – te mantienen atrapado y te hace ver lo maravillosa que es la física.

Pues un día leyendo sobre agujeros negros surgió el tema de la entropía. Interesante término que nos indica la medida de desorden en un sistema  (generalmente termodinámico). Pero a qué nos referimos con desorden, pues para no ponernos formales lo explicaré con el clásico ejemplo de la temperatura de dos cuerpos:

Cuando pones a calentar el agua en el boiler vemos un sistema que jamás podrá tener orden, es decir que su nivel de entropía es alto, ya que la flama del boiler transmite calor al material del mismo y éste a su vez al agua contenida, sin embargo no puede tener un equilibrio ya que el calor también es transmitido al aire que se encuentra rodeando el calentador,  para que pudiera tener “orden” sería necesario que todos los elementos tuvieran la misma temperatura, es decir se debería calentar el aire de la tierra y yéndonos mas lejos tendríamos que poner el universo a la misma temperatura… pero como éste está en constante expansión es imposible… así pues mientras las condiciones de temperatura se aproximen a ser iguales quiere decir que hay orden y el nivel de entropía baja.

Esa es la entropía en la física, pues bien el otro día pensando en los problemas emocionales y como creo que es la mejor manera de enfrentarlos me surgió la idea de la existencia de una especie de entropía emocional, que describe el nivel de desorden que hay en tu mente… mientras más estresado, agobiado, deprimido te sientas el desorden es mayor y conforme más relajado tu “sistema” tiende a la armonía, al equilibrio.

Así pues pongamos el ejemplo de una barra de metal, si la calentamos hasta ponerla al rojo-vivo y enseguida en lugar de dejar que la temperatura baje a su ritmo, aceleramos el proceso metiendo la barra en hielo… seguramente se torcerá.

Esa es la razón por la que creo que uno debe ser paciente y darse su tiempo para resolver los problemas que uno carga, ya que al igual que la barra si nos presionamos demasiado para pretender llegar a un estado ordenado, solo lograremos entrar en un estado de violento desorden que nos impedirá obtener la bella armonía que buscamos y quién sabe, tal vez terminaremos todos torcidos.

***Actualización***

Sin embargo con la ayuda adecuada y acompañamiento de expertos puedes acelerar el proceso y tener resultados de belleza perfecta, como hacen los herreros japoneses para forjar y dar esa bella curva a las katanas.

Flojito y cooperando

•noviembre 22, 2010 • 4 comentarios

Cuando niño observaba a la gente y decía “me gusta cómo se comporta” no sabía exactamente que era, pero yo quería ser así cuando creciera, ahora sé que se trata de “calma” esa virtud que tienen algunos de que pase lo que pase se mantienen serenos siendo esa la razón de su buenas decisiones.

Ahora de adulto me esfuerzo a veces con resultados fallidos de permanecer calmo, con la energía correcta para actuar según las circunstancias, y esto porque estoy realmente convencido de que es la mejor manera de enfrentar la vida… el estado fuera de calma solo te lleva a desastres, creo yo.

Pues resulta que la teoría se confirma una vez más de la manera que menos esperaba, en los juegos de la feria. Siempre he sido de los que sufren para subir a los juegos, me estresan en primera instancia… vaya me angustian.

Sucede entonces que este año fui a los juegos y dije, bueno por qué veo que muchos están muy tranquilos y en lugar de hacer caras de terror hacen caras de diversión… y pensé ¡claro! El secreto está en la relajación… luego entonces afloje el cuerpo y me divertí, no sentí más la angustia ni el miedo, sólo diversión.

A seguir aprendiendo a relajarse pues.

Me sorprendió mi elección… Rafiki!?

•noviembre 14, 2010 • 2 comentarios

Hoy a la una de la madrugada estábamos en el camino que lleva hacia la Yerbabuena a las faldas del Volcán de fuego de Colima, veíamos las estrellas, contábamos a las fugaces mientras Víctor tomaba fotos de larga exposición del volcán y la estrella polar.

Platicando de cualquier cosa salió el tema de las películas de Disney y sus canciones, intentamos cantarlas y repetir diálogos mientras reíamos,  entonces Pepe me pregunta: ¿Qué personaje del rey león serías?, puedes elegir el que quieras… Y pensé, me gustaría ser Simba pero no lo soy, creo que soy una especie de Rafiki porque está medio loco.

El asunto es que después me quedé pensando y si me gustaría ser un Simba, pero hoy soy un Rafiki medio loco, que a veces se hace el sabiondo y que está rodeado de personajes más jóvenes que no van de acuerdo a su edad, que en cierta forma está solo en su árbol, me sorprendió porque nunca me había puesto a pensar en eso y esa pregunta fue un detonante.

Pues bien tendré que escribir la historia divertida del chango brujo.

Por cierto, el cielo se veía genial!

 

Para varia ch#@!&%#! se me olvidó

•noviembre 5, 2010 • 3 comentarios

Si… una vez más mis tarugadas, y por culpa de este méndigo estado de “distracción permanente” olvidé mi flamante Blackberry en las gradas del majestuoso polideportivo del campus Colima de la Universidad. Pasó lo que tenía que pasar, tarde me di cuenta que no lo tenía y mis intentos por recuperarlo fueron totalmente infructuosos… corrí ya no estaba, pregunte a los guardias si alguien había reportado un celular perdido y nada… lo peor marqué y ya lo tenían apagado, a escasos minutos de haberlo dejado solitario en ese re-cochino asiento.

¿Por qué tenemos que ser los mexicanos tan deshonestos? Digo tan siquiera se hubieran esperado un día para ver si alguien llamaba y si nadie lo hacía pues es que a nadie le interesaba… pero no, es mucho más fácil apagarlo y quedártelo.

Bueno el caso es que ya hoy compre otro Blackberry y de mejor modelo para que estén listos señores rateros… ya que no dudo ni tantito que con mi pinche distracción lo deje unos minutos solo… Sinceramente me enojo mucho mas conmigo mismo que con los que se lo llevaron, a ver si así aprendo… aunque lo dudo.

Enamorado de Florencia

•noviembre 4, 2010 • Dejar un comentario

Florencia desde la Plaza de Miguel Angel
Quizá no he viajado mucho, tal vez no conozco muchas ciudades, sin embargo desde el momento que llegué a la estación Santa María Novella (SMN) me enamoré de ti… Florencia.

Un día en Roma me dije “Vámonos a Florencia” y compré el boleto de tren más barato que encontré – 16 euros – para salir a la mañana siguiente.  Después de entregar el boleto a un señor regordete bigotón y simpático comenzó el viaje de 4 horas en un trenecillo que se paraba en cada pueblo que encontraba, para así poder llegar a la capital de la provincia de Florencia en la región de Toscana.

Antigua ciudad de los Médici y de Miguel Ángel, que he de decir fue lo me arrastró a esta ciudad, caminar por las calles donde Cosme de Médici y Miguel Ángel anduvieron hace siglos, ver la capilla que ha servido de tumba de esa familia, la casa del artista y parte de su obra fue grandioso.

Ha sido y sigue siendo una pequeña ciudad donde se respira el arte, por doquier hay galerías y artistas… pintores, escultores, músicos, eso lo hace tan especial.

Lugares como la Basílica de Santa María del Fiore, el Ponte Vecchio, el Palazzo Vecchio (antiguo hogar del David), la Galería de la Academia, dónde se puede ver el David de Miguel Ángel (original),su “tianguis” con la venta de pashminas, sedas y mascaras, su buen clima, italianas muy guapas, arte, además de ser ciudad pequeña a 2 hrs de Roma (en tren de primera)… si pudiera vivir allí no lo pensaría dos veces.

Recomenzando

•octubre 25, 2010 • 11 comentarios

Creo que cada que cumples años se cierra un ciclo y comienza otro, de alguna manera te sirve para ver y analizar si haz crecido como persona, pues hoy se cierra un ciclo e inicia otro.

Para mí, el cumplir 30 años es emocionante, porque es el momento de comenzar mi vida adulta y tengo el presentimiento de que será un muy buen viaje.

En estos 30 años me han pasado muchas cosas, algunas malas y muchas buenas, quizá he vivido más cosas que gente de mi edad, seguro he vivido menos cosas que otros… sin embargo soy feliz, feliz de haber vivido justo lo que tenía que vivir para poder ser quien ahora soy.

He aprendido muchas cosas, entre ellas, que la vida es mejor con buenos amigos… sí bien, algunos se van, otros llegan, y que sólo de mí depende disfrutarlos mientras permanezcan y estar abierto a nuevas amistades… justo como los niños.

También he aprendido a luchar por no perder ese espíritu de asombro, a no dejar de ser niño… y con esto no me refiero a inmaduro o irresponsable… you know.

Que la paciencia y la perseverancia son armas poderosas, que la tranquilidad y la “palabra asertiva” pueden romper muros y construir puentes, que la vida es para disfrutarse a pesar de las circunstancias, que uno no dice “no se bailar”… uno simplemente baila y brinca y ríe y se atreve… que a veces uno debe llorar, o caer… pero siempre regresar a reír…

Que hay que agradecer siempre… y yo agradezco a todos los que han dejado algo en mi:

  • Familia
  • Amigos
  • Profesores
  • Compañeros
  • Alumnos

Pues, hoy comienzo un nuevo viaje… y seguro estoy que será genial, están todos invitados a ser mis travelmates!! 🙂

Lo que si hice en el 2009

•enero 25, 2010 • 2 comentarios

Ya en el post anterior hablé de lo que no logré el año pasado… eso es bien fácil, pero ahora quiero escribir sobre lo que SI hice… porque les juro que si hice algo… deveritas, bueno poco pero si hice.

Mmmmm, buen, primero que nada trabajé mucho, en mi chamba principal he estado participando en proyectos grandes, mismos que han significado una mejora bastante agradable y  que por cierto me ayudó a cumplir el objetivo 4 del año pasado, resultase que ahora soy auditor interno ISO 9001:2008 de la universidad y parte del equipo de trabajo para el desarrollo de las normas y procedimientos que deberá seguir la universidad en cuestión de TI (desarrollo de software, servicio, mantenimiento, etc.), he aprendido un montón de cosas nuevas en la maestría y en mi chamba, di clases a los alumnos de 5to de telemática con el nuevo enfoque basado en competencias… y ha sido el semestre que mejor me han evaluado mis alumnos.

Nooo si chamba he tenido y resultados favorables también…

Y ya fuera de chamba… hice un nuevo amigo, al parecer perdí uno, me hice adicto al twitter, tengo otro carrito, fui a un seminario de TKD con Guillermo Pérez… me reí muchísimo, me enoje también, empecé mi tratamiento de ortodoncia… y un largo etc. así que no me puedo quejar, me ha ido muy bien.

Saludos!!!

P.D. prometo ya no hablar de propósitos y esas cosas hasta el fin de año… 🙂