De entropía y cosas peores…

Cielo

Hace tiempo que he comenzado a leer de y sobre Stephen Hawking, que como han de saber es un físico y cosmólogo  fascinante, su forma de explicar el funcionamiento de las leyes que mantienen “vivo” este universo – y los demás – te mantienen atrapado y te hace ver lo maravillosa que es la física.

Pues un día leyendo sobre agujeros negros surgió el tema de la entropía. Interesante término que nos indica la medida de desorden en un sistema  (generalmente termodinámico). Pero a qué nos referimos con desorden, pues para no ponernos formales lo explicaré con el clásico ejemplo de la temperatura de dos cuerpos:

Cuando pones a calentar el agua en el boiler vemos un sistema que jamás podrá tener orden, es decir que su nivel de entropía es alto, ya que la flama del boiler transmite calor al material del mismo y éste a su vez al agua contenida, sin embargo no puede tener un equilibrio ya que el calor también es transmitido al aire que se encuentra rodeando el calentador,  para que pudiera tener “orden” sería necesario que todos los elementos tuvieran la misma temperatura, es decir se debería calentar el aire de la tierra y yéndonos mas lejos tendríamos que poner el universo a la misma temperatura… pero como éste está en constante expansión es imposible… así pues mientras las condiciones de temperatura se aproximen a ser iguales quiere decir que hay orden y el nivel de entropía baja.

Esa es la entropía en la física, pues bien el otro día pensando en los problemas emocionales y como creo que es la mejor manera de enfrentarlos me surgió la idea de la existencia de una especie de entropía emocional, que describe el nivel de desorden que hay en tu mente… mientras más estresado, agobiado, deprimido te sientas el desorden es mayor y conforme más relajado tu “sistema” tiende a la armonía, al equilibrio.

Así pues pongamos el ejemplo de una barra de metal, si la calentamos hasta ponerla al rojo-vivo y enseguida en lugar de dejar que la temperatura baje a su ritmo, aceleramos el proceso metiendo la barra en hielo… seguramente se torcerá.

Esa es la razón por la que creo que uno debe ser paciente y darse su tiempo para resolver los problemas que uno carga, ya que al igual que la barra si nos presionamos demasiado para pretender llegar a un estado ordenado, solo lograremos entrar en un estado de violento desorden que nos impedirá obtener la bella armonía que buscamos y quién sabe, tal vez terminaremos todos torcidos.

***Actualización***

Sin embargo con la ayuda adecuada y acompañamiento de expertos puedes acelerar el proceso y tener resultados de belleza perfecta, como hacen los herreros japoneses para forjar y dar esa bella curva a las katanas.

Anuncios

~ por Mike Roguez en noviembre 28, 2010.

2 comentarios to “De entropía y cosas peores…”

  1. Mike… Ame tu post, estoy tan de acuerdo con tu “Entropia Emocional”.

    Me gusta cuando filosofeas de manera tan profunda.

    JTC

  2. Gracias Chuyitos!! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: